ARTÍCULOS,  Riojadigital

EL QUE FUÉ, ES Y SERÁ (3ª parte)

“¡Si volviera a nacer, mil veces sería torero. Yo no veo nada más bonito, más artístico y más emocionante que el toreo!”. Así contestaba Joselito a Don Pío cuando éste, en una entrevista que le hizo a “Maravilla”, le preguntaba ¿Qué sería el Maestro si volviera a nacer?…  Y es que, al diestro le corría sangre torera por las venas y una grandes deseos por medirse delante de un toro, por eso aprendía en cada tarde como seguir siendo el Papa de todos los toreros.

La Tauromaquia de Joselito (1917-1920):

Temporada: 1917

En esta temporada el diestro de Gelves toreó 103 tardes, de las que 12 fueron mano a mano y 4 en solitario. Podrían haber sido algunas más de no haber estado apartado de los ruedos por enfermedad y por un percance en Barcelona a finales de abril. Esta temporada concedió alternativas a los diestros Ángel Fernández “Angelete” y Félix Merino.

Una de sus mejores actuaciones en esta temporada se dio en la festividad de San José el 19 de marzo, fue en Barcelona con astados del Marqués de Saltillo y alternaron los diestros Rafael Gómez “El Gallo”, José Gómez “Gallito” y Juan Belmonte. El maestro de Gelves estuvo sublime con el 5º toro de la tarde, de nombre “Mesonero”, cárdeno claro y bien de defensas; al que desorejó por partida doble.

El 29 marzo se encerró con 6 toros de Viuda de Salas en el coso maestrante granadino. Estuvo superior en la lidia y muerte de cuatro de ellos y regular en los otros dos.

En la corrida de la Beneficencia celebrada en la capital de la corte el 4 de mayo, lidió mano a mano con Juan Belmonte reses del hierro de Santa Coloma. En su primer toro estuvo anodino. Con el 2º de su lote, llamado “Tabacoso”, fue obligado a dar la vuelta al ruedo; y al 5º del festejo lo despachó de una estocada en todo lo alto, siendo premiado con una clamorosa ovación y una oreja.

En la corrida de la Asociación de Prensa en el coso madrileño de la “Carretra de Aragón” verificada el 30 de mayo, se llevó la oreja del toro “Rayadito (cárdeno, bragao y playero), que perteneció a la divisa de Pablo Romero. Fue su oreja número 12 en Madrid. Esa tarde compartió paseíllo con Rafael “El Gallo”, Francisco Martín Vázquez “Curro Vázquez” y Juan Belmonte.

El 5 de junio se celebró en Madrid la tradicional corrida a Beneficio de la Cruz Roja. Al festejó asistió la Reina Victoria Eugenia. Joselito compartió terna con su hermano Rafael y con Belmonte. A Rafael le devolvieron un toro a los corrales. Joselito estuvo dominador. Y Belmonte fue muy ovacionado en sus dos toros. Algunos aficionados quisieron sacarle a hombros, pero no sé dejo.

En la corrida de la Prensa verificada en Sevilla el 24 de junio, se encerró con 6 toros de Doña Carmen Federico (antes Murube). La plaza estaba hasta la bandera y Joselito no defraudó al público. A cada uno de sus toros les hizo faenas de todos los gustos. Cortó cinco orejas.

Ocurrió un hecho que ayudó a seguir alimentando las críticas de algunos aficionados sobre “Gallito”. Fue en la Feria de Murcia, que se celebraba a primeros de septiembre. Se esperaba que torearan los tres diestros más deseados del momento: los hermanos Gallo y Belmonte. Pero los tres espadas exigieron un caché mucho más alto que el del año anterior y la empresa no aceptó.

“Joselito: 7.000 ptas. 100 ptas para el apoderado y 50 ptas por desperfectos en útiles de la lidia. Rafael: 6.500 ptas. Otras 100 ptas para el apoderado y 50 ptas por desperfectos. Belmonte: Otras 6.500 ptas. 100 ptas para el apoderado, más 1.500 ptas en una letra de cambio aceptada y pagada el día 31 de agosto. Total: 8.500 ptas”.

Además, los contratos de los “Gallos” llevaban un anexo que establecía en la cláusula 14 que la empresa tenía que abonar 5.000 ptas por cada aparato que introdujera en la plaza para impresionar películas.

“Joselito con su madre, hermanos y la hija de Fernando en su casa de Sevilla.
“Joselito El Gallo”, Uno al Sesgo. Barcelona. 1920.

Temporada: 1918

Durante esta temporada Joselito no tuvo rival. Toreó un total de 81 corridas, estoqueando 168 toros. Belmonte no lidió en España durante ese año, porque lo hizo en Perú, Panamá y Venezuela. Así que, en la Feria de Abril de Sevilla, Joselito toreó en todos los carteles, pero echó en falta la ausencia de su rival y amigo. Este año otorgó la alternativa a Jose Flores “Camará”, Francisco Díaz “Pacorro”, Manuel Varé “Varelito” y Domingo González “Dominguín”.

Durante la citada Feria se dieron 5 corridas de toros y una de novillos en el coso maestrante sevillano. El niño de Gelves destacó en la corrida celebrada el día 21 de abril (4ª de abono), cortando una oreja a un astado de la ganadería de Concha y Sierra, que en general estuvieron bien presentados y bravos. Compartió cartel con el mexicano Rodolfo Gaona y Diego Mazquiarán “Fortuna”, Los toros tomaron 26 varas, produjeron 14 caídas y mataron a 8 caballos.

El 16 de mayo recogió su oreja número 13 en Madrid en presencia de Gaona y “Saleri II”. Torearon astados pertenecientes a la vacada de Don Luis Gamero Cívico y de la de su hermano D. José, que sustituyó al que se inutilizó en los corrales. Todos ellos resultaron blandos en la pelea. Recibieron 28 puyazos, hubo 14 caídas y mataron a 4 caballos. Y si al mexicano le abroncaron en sus toros, Joselito “Maravilla” fue de menos a más, siendo en el cuarto donde brilló. Atendió por “Cortijero”, herrado con el núm. 50 y de pelo negro listón. Hirió levemente a Joselito en el muslo derecho cuando realizaba el último quite. En banderillas estuvo superior. Con la muleta enloqueció al público, empezó la faena de rodillas y siguió con profundos naturales. Mató de una estocada y un descabello. Oreja, gran ovación y salida a los medios.

El 6 de junio quedó inaugurada la plaza de toros Monumental de Sevilla cuyo mentor fue Joselito. Se construyó con el objetivo de desbancar a La Maestranza de su señorío y para ofrecer más competencia en el precio de las entradas, ya que contaba con 23.055 localidades. El de Gelves no volvería a torear en La Maestranza hasta la temporada de 1920. Esa tarde Joselito alternó con Curro Posada y Fortuna, y lidiaron reses de D. Juan Contreras. “Gallito” cortó la primera oreja de la plaza al toro de nombre “Vallehermoso”, marcado con el nº48 (negro, zaino y abierto de cuernas).

Llegó septiembre y en casi la totalidad del país se extendió una epidemia de “gripe española” cancelando la celebración de varias ferias importantes como la de Jaén, Zaragoza y Valencia. Se llegaron a suspender más de 70 corridas de toros entre septiembre y octubre. Joselito pudo torear en la Feria de Logroño (2ª de abono) con toros del Marqués de Villagodio, donde el diestro cortó dos orejas al jabonero que salió en cuarto lugar esa tarde.

También se pudo celebrar en Sevilla su famosa Feria de San Miguel. Joselito volvió a demostrar que era el más grande de los toreros cortando dos orejas en su primera actuación a un “buey” de Benjumea. Destacó en la segunda corrida de abono y mucho más en la del 30 de septiembre, donde se celebró la primera despedida de su hermano Rafael. “Gallito”, en una tarde sublime, cortó 3 apéndices a reses de la ganadería de Concha y Sierra.

Más famosa fue la despedida de su hermano Rafael en Madrid, fechada el 10 de octubre y con 13.000 almas en los tendidos. “El Gallo” solo toreó y mató uno de Contreras y se llevó la ovación. Joselito “Maravilla” estuvo inspirado toda la tarde llenando de gloria el adiós de su hermano. Con el primer toro del Marqués de Guadalest, de nombre “Triano” (marcado con el núm. 63, grande, cornalón y bravo, pero flojo de manos), el Maestro escuchó una gran ovación. Luego le salió “Gorrión”, marcado con el núm. 42 negro, mulato y muy hermoso. José le dio 7 verónicas ceñidas y con temple. Le puso 4 pares de banderillas, el último a petición del respetable. Con la pañosa toreó pegado a tablas dando a “Gorrión” sendas tandas de naturales que fueron de dulce. Durante la faena toro y torero estaban hechos de una misma pieza. Acabó con adornos, florituras y entró a matar dos veces; la última le dejó la espada en todo lo alto. El toro rodó sin puntilla, los tendidos eran un manicomio. Concesión de las dos orejas (y ya lleva 15 en Madrid). Algunos cronistas dijeron que hasta el rabo. Corrochano en su crónica en el ABC no habla de rabo, solo de dos orejas… Y aquí viene la pregunta: ¿fue una forma de dejarse llevar por el apoteósico faenón o se le concedió el primer rabo en la capital?… El Maestropidió que le cortaran la cabeza de “Gorrión” para ser disecada y colgada en su finca como recuerdo del éxito conseguido. También cuentan los cronistas que Joselito le organizó la temporada de su despedida a su hermano Rafael con una condición, que no volviera a vestirse más de torero. Decían que el pequeño de los Gallo le ofreció al “divino calvo” cobrar 2.000 ptas mensuales cuando torease “Gallito” y 1.000 ptas más cuando Jose se quitase de los toros. Rafael no lo cumplió (dicen que le pareció poco el parné) y Joselito no volvió a torear con él.

Temporada: 1919

El 25 de enero falleció su querida madre, Doña Gabriela Ortega. En el cortejo por la Alameda de Sevilla figuraban más de 500 carruajes y automóviles que acompañaron al féretro hasta la capilla de San Fernando. Joselito quedó muy afectado por tan irreparable pérdida, llegando incluso a no continuar con la compra de la ganadería de sus amigos los hermanos Benjumea. Este año fue su última temporada completa. Hizo el paseíllo en 92 tardes y estoqueó 204 reses a las que cortó 126 orejas y 38 rabos. También dio la alternativa a Ignacio Sánchez Mejías, al puertorriqueño Ernesto Pastor, a Juan Luis de la Rosa en Sevilla y en Lima al peruano Alberto Fernández “Cachucha”.

“Joselito con su madre Doña Gabriela.
“Joselito El Gallo”, Uno al Sesgo. Barcelona. 1920.

Comenzó Joselito esta temporada dando la alternativa a su cuñao Ignacio Sánchez Mejías en la Monumental de Barcelona. Fue el 16 de marzo, Joselito vestía de negro absoluto en memoria de su madre. La ganadería fue de D. Esteban Hernández, bien presentados, pero mansos. Sánchez Mejíasgustó y cortó oreja. Joselito recibió ovaciones. Cerraba la terna “El Pasmo de Triana”, que no hizo ná de ná.

Como venía siendo habitual en el día de San Jose, “Gallito” toreó en la Monumental de Barcelona. Se lidiaron reses de Benjumea y tuvo por compañero de cartel a Juan Belmonte. Los dos maestros dieron una magistral tarde de torería, cortaron dos orejas cada uno.

El 23 del mismo mes repitió un mano a mano con Belmonte en Valencia. Según las crónicas de la época fue una tarde para el recuerdo en la que ambos toreros estuvieron magistrales. Se lidiaron 5 toros de Concha y Sierra y uno de Benjumea. Un gran lleno y mucho entusiasmo. Joselito le cortó una oreja al primero de su lote. Lo mismo hizo con el tercero. Con el quinto montó un auténtico lío; desorejando a su enemigo por partida doble.

Llegó la famosa Feria de Abril. Ese año los sevillanos disfrutaron de un doble ciclo taurino en paralelo por la coincidencia en el tiempo de las plazas de La Monumental y La Maestranza. Se dieron 15 corridas de toros y 3 novilladas entre ambas plazas. Joselito actuó en siete festejos, convirtiéndose en el triunfador de La Monumental. Juan y Jose no torearon juntos ese año en la Feria, cada uno lo hizo en su plaza. Tampoco toreó con su hermano Rafael, porque según se decía le había dejado de hablar desde que se le ocurrió reaparecer el 13 de abril en Ceuta y faltar a la promesa que le hizo a su hermano pequeño.

Las actuaciones de José en la Feria sevillana en su mayoría resultaron buenas. Se lidiaron toros de diferentes ganaderías destacando las de Tamarón, Miura y Murube. La del 20 de abril fue apoteósica. “Joselito” toreó de maravilla en un mano a mano con su cuñado Ignacio Sánchez Mejías y con toros de Guadalest. Del primero se llevó gran ovación y vuelta al ruedo. Al tercero le cortó la oreja. Y del quinto se llevó las dos y el rabo. El 27 repite trofeos a dos bravos toros de la Viuda de Tamarón, ganadería que se estrenaba en la plaza de la Huerta del Rey. Al día siguiente también corta dos orejas a reses de Pablo Romero, una a cada uno de su lote. El 29 lidia toros de Doña Carmen con “Fortuna” y Sánchez Mejías. Su cuñado recibió un puntazo de 4 cm en el muslo derecho. Joselito cortó 3 orejas. Finalizó su actuación en la Monumental sevillana el 30 de abril, acartelado con “Fortuna”, “Camará” y “Varelito” en lidia de 8 toros de Don Gregorio Campos. “Gallito” mató al primero con una estocada caída. Al quinto le hizo filigranas con el sombrero de un aficionado. Gran ovación con dos orejas y el rabo.

El 1 de mayo en Madrid sufre una cogida por un sobrero de Benjumea en colorado y bastante grande, de nombre “Vizcaino”. Joselito estuvo ausente de los ruedos durante un mes. Perdió 18 corridas y reapareció con Belmonte y Mejías en Algeciras el día 8 de junio, cortándole la oreja a su segundo.

El día 13 de junio, día de San Antonio y corrida de la Beneficencia, Joselito volvía a Madrid después de su cogida en la misma plaza. Los toros fueron cuatro de Martínez y Concha (17 puyazos y mataron 6 caballos), y otros cuatro de D. Juan Contreras (12 puyazos y 3 caballos muertos). De éste último fueron fogueados tres, el cuarto, el quinto y el séptimo. Hacen el paseíllo “Gallito”, Belmonte, Fortuna y Camará, pero solo el de Gelves manda esa tarde; le corta una oreja al quinto de la tarde y pone dos pares de banderillas de dulce al octavo. Este último toro le cogió a Camará en el pecho cuando entraba a matar, pero sin consecuencias.

El 16 del mismo mes toreó en Barcelona la corrida de la Beneficencia con reses de Parladé. Recibió ovaciones en el primero y cortó dos orejas al cuarto. Belmonte cortó también oreja al segundo de la tarde. Y Camará se llevó división de opiniones y palmas.

Al día siguiente y en la Plaza de Las Arenas de Barcelona, se anunció un mano a mano con Belmonte para celebrar la del Montepío. Los 3 toros de D. Juan Contreras fueron mansos de solemnidad. El primero fue retirado por tener un pitón roto por otro de Aleas. También salieron muy malos los tres restantes de Don Graciliano Pérez Tabernero. Fueron fogueadas la mitad de las reses y “Joselito” abandonó la plaza muy disgustado.

Tampoco fue una tarde de gloria la del 25 del mismo mes en la corrida en Beneficio de la Cruz Roja en Madrid. Cuatro fueron las ganaderías que se anunciaban en el cartel, Pérez de la Concha, Pérez Tabernero, Viuda de Soler y Bozueta (antes Gamero Cívico) y ninguna destacó. “Gallito” estuvo frío y apático toda la tarde. Alternó con Belmonte y “Fortuna”.

El 28 de junio toreó en la corrida de La Prensa celebrada en la plaza de toros madrileña de “La Carretera de Aragón”. De nuevo no tuvo su día. Se lidiaron 4 toros de Don Félix Moreno (antes Saltillo) y otros 4 del Duque de Veragua. Todos muy mansos. Alternó con los diestros Belmonte, Nacional (que sustituyó a Sánchez Mejías) y “Varelito”.

No fue hasta la despedida del torero “Chocherito de Bilbao” el 6 de julio en Madrid, cuando “Joselito Maravilla” volvió a tocar pelo. La plaza estaba llena por completo. El de Bilbao estuvo valiente en sus dos toros, cortándole la oreja a su segundo de nombre “Anarquista”. Joselito estuvo de Maestro, culminando una tarde completa. Cortó una oreja a su primero de nombre “Legañoso” y en el segundo escuchó aplausos. Los toros fueron de Salas, desiguales en su presentación y bravura. Recibieron 25 puyazos, provocaron 9 caídas y 7 caballos muertos.

Dato curioso fue el ocurrido el 28 septiembre durante la Feria de San Miguel en Sevilla. Esa tarde Joselito le concede la alternativa a Juan Luis de la Rosa en la plaza de La Monumental, mientras Belmonte se la daba a Chicuelo en La Maestranza.

Finalizada la temporada española, “Gallito” se embarca el 7 de noviembre en el barco peruano “Ucayali” con destino a Lima. Atracó en el famoso puerto del Callao el mediodía del 13 de diciembre, y la tarde siguiente debutó en el coso limeño de “Acho”, compartiendo cartel con Francisco Vázquez “Curro Vázquez” (Ovación y Palmas) e Isidoro Martín Flores (Palmas y Ovación). Se lidiaronastados del Sr. Jesús Asín (Rinconada de Mala) y un séptimo que regaló “Maravilla” al público. El cuarto fue devuelto por huidizo y manso. Joselito en su debut, aunque no cortó premios, toreó magistral y entregado. Los que estaban al Sol no dejaron de abroncar al diestro durante la lidia de sus dos toros.

“Joselito en diferentes suertes”.
La Lidia. 28 de octubre de 1918.

Don Enrique Guarner escribió: “Los primeros aplausos fueron para “Joselito”, al hacer un quite al picador “Canales”, José metió el capote salvándole de la cornada. Con las banderillas, puso al público en pie. El primer par fue de poder a poder, el 2º cuarteó de forma magistral y el último lo puso al quiebro. Aquello resultó una policromía por la variedad en el modo de banderillear. La faena de muleta fue perfecta. Naturales engarzados rematados con el de pecho, molinetes girando entre los pitones del toro y todo ello en el centro del ruedo. Terminó aquel alarde de torería,con una gran estocada.El público consideró la mejor faena vista en Lima. En el 5º. Muleteó sin interrupción. Cuando se disponía a armarse con el estoque, el público se lo impidió, pidiendo que continuara toreando. El toro volvió a igualar y cuando José iba a entrar a matar, de nuevo el público se lo impidió. Al final mato de gran estocada. El toro rodó sin puntilla. La ovación que se oyó en el coso de “Acho” no tuvo precedentes, el ruedo se llenó de sombreros. Así debieron torear Cayetano y “Lagartijo”, pero mejor, no”.

Según se recoge en el libro “Joselito en Lima”, durante su estancia en la capital lidió 8 corridas de abono y una más en Beneficio y despedida del diestro. También se celebró una novillada en Beneficio a las cuadrillas españolas. Estoqueó un total de 26 reses, cortó 13 orejas y 3 rabos y percibió unos horarios de 35.000 ptas. por festejo. También se contó que a su regreso pasó por Montevideo y mató un novillo para complacer a unos aficionados.

“Joselito de rodillas citando al toro”.
Toros y toreros. 15 de enero de 1918.

Continuará…

Guzmán Conde Ríos.
Aficionado taurino y Miembro del Jurado Trofeo Vestido Rioja y Oro // 3 de abril de 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *