ARTICULOS,  ENTREVISTAS,  Riojadigital

ANDREA DE BLAS

¿Qué hace una riojana como tú en una ciudad como Madrid?

Pues siempre me ha atraído mucho esta ciudad, con mis padres venía mucho porque tengo familia aquí. Desde pequeña, ya sabía que quería venir a vivir a Madrid cuando cumpliera 18… Creo que es por todo lo que te ofrece, es una ciudad muy viva, en constante movimiento. La oferta cultural es increíble y a mí eso me encanta.

 

¿De dónde te viene tu amor por la música? Porque has estudiado la carrera, ¿no?

Sí, bueno es muy típico esto que voy a decir, pero antes incluso de ir al Conservatorio, escribía canciones. La música siempre me ha hecho feliz, es muy importante para mí. Creo que fue la profesora de música del colegio, la que les dijo a mis padres que me apuntaran al Conservatorio, así que allí estuve desde los 8 años hasta terminar el Grado Profesional de Piano. Luego, al mudarme a Madrid fue cuando decidí continuar en el mundo de jazz.

En mi familia siempre ha habido mucho amor por la música. Hace poco me enteré que mi abuela siempre cantaba por casa, yo he salido igual jajaja. Mi otra abuela cantaba en las reuniones familiares y acabábamos todos cantando con ella. Recuerdo muchas de las canciones, en especial, “La Paloma” de Los Panchos, es preciosa.

 

¿Y tú devoción por el jazz?

No lo sé muy bien, jajaja, pero sí que es verdad que el jazz siempre me llamó mucho la atención. Con 19 años, fue cuando descubrí a Bill Evans, Chet Baker, Pat Metheny… y aluciné. Sobre todo por la belleza de esta música, me emocionó mucho. Recuerdo un tema de Metheny, “Above the treetops”, no podía parar de llorar jajaja. No sé, bueno, pero es realmente fascinante la riqueza musical que hay en el jazz.

 

Te acabas de proclamar Finalista del Concurso Jóvenes Talentos del Jazz en el FeminaJazz Festival que se celebra en Madrid durante este mes de octubre, actuaste en el Ni-cajazz (Festival de Jazz de Alcanadre de La Rioja) y en noviembre te veremos en el Festival de Jazz de Madrid, en la Casa del Reloj (Matadero)… No paras!!!

Sí!! Ha sido una alegría muy grande todo esto. Siempre he querido hacer lo que estoy haciendo ahora y ver que tu trabajo va poco a poco dando frutos, es un satisfacción muy grande.

Creo que también tengo suerte de haberme encontrado con los músicos con los que toco, Antonio García Calero (bajo y contrabajo) y Joaquín González (batería). Conocí a Antonio hace un par de años y cuando le hablé de este proyecto musical no se lo pensó ni un minuto. Su apoyo fue fundamental para mí y junto con Joaquín, hacemos un buen equipo jajaja. Antes incluso de que sucedieran todas estas cosas estupendas, ya estaba muy orgullosa de lo que habíamos construido juntos. Ahora, toca seguir con mucha ilusión y disfrutando cada pequeño paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *