ARTICULOS,  NOTICIAS,  Riojadigital

Caso AIRBUS

Estados Unidos aumenta los aranceles sobre los productos españoles afectando a la exportación del vino de Rioja

Desde el 18 de octubre, el gobierno de Trump ha aplicado un aumento de aranceles a los productos españoles que se venden en Estados Unidos.

Este aumento es un castigo del gobierno de Estados Unidos a Europa y, especialmente a España, Francia, Alemania y Reino Unido por ayudas que dieron al fabricante europeo de aviones Airbus hace 15 años.

El valor de los aranceles impuestos llegará hasta los 6.744 millones de euros (7500 millones de dólares) para Europa, 730 millones de euros en el caso español.

Aunque parezca un caso aislado, esta medida se enmarca dentro de la guerra comercial que Estados Unidos ha entablado con el resto del mundo, con el único objetivo de proteger su mercado.

¿Por qué se produce esta subida de aranceles?

La subida de los aranceles por parte de Estados Unidos sobre los productos europeos tiene su origen en el denominado “Caso Airbus”, que es una disputa de hace 15 años entre Estados Unidos y la Unión Europea ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) por las ayudas públicas que se dieron al fabricante europeo Airbus por parte de varios países europeos, entre ellos España, contraviniendo las reglas de la OMC.

Estados Unidos solicitaba, además del cese de las ayudas, poder aplicar contramedidas por valor de 11.200 millones de dólares, articulados en aranceles sobre productos europeos, para compensar el perjuicio sufrido por su industria por estas ayudas.

La sentencia Airbus se publicó después del verano, dando la razón a Estados Unidos, por lo que, ellos, para compensar los daños creados, han decidido subir los aranceles a los productos europeos.

No obstante, esta situación hay que analizarla teniendo en cuenta un segundo caso.

En el mundo hay dos grandes empresas fabricantes de aviones: Airbus (Europa) y Boeing (USA) que son competidores entre sí. Ambas regiones (Europa y USA) han subvencionado de alguna forma a sus empresas y dichas ayudas se han denunciado ante la OMC, ya que, las subvenciones directas están prohibidas.

Por lo que el segundo conflicto es la demanda de la Unión Europea contra USA por las ayudas a Boeing, también en el sector de aeronaves civiles. Este caso todavía se está analizando en la OMC, pero parece que la sentencia se publicará en breve y será favorable a Europa.

Si la sentencia fuera favorable, la UE podría aumentar los aranceles a los productos importados desde Estados Unidos, principalmente sobre productos agroalimentarios, pero también sobre carbón, productos químicos y algunos vehículos.

La solución más razonable sería establecer un proceso de diálogo entre ambos gobiernos, para evitar una escalada arancelaria, aunque el gobierno de Trump se niega sistemáticamente.

Las medidas anunciadas no benefician a nadie, ya que dañan ambas economías.

¿Cómo nos afecta?

Los aranceles suponen la subida de un 10% (impuestos que pagan las mercancías por entrar en Estados Unidos) para aviones procedentes de España, Francia, Alemania y Reino Unido y del 25% para una lista de productos no aeronáuticos, que son los productos que más afectará a las empresas españolas.

En total, afectará a un total de 730 millones de euros en 2018 (10.8%) del comercio con Estados Unidos.

Los productos más afectados son el aceite de oliva, el vino, las aceitunas y el queso; y, en menor medida, los licores, algunos productos industriales y los cítricos.

Producto Exportación (mill. €)
Aceite de oliva 253
Vino (excl. espumoso) 171
Aceituna de mesa verde 117
Queso 90
Porcino 28
Cítricos 17
Licores 7
Frutas transformadas 5

En el caso de La Rioja, el producto más afectado será el vino, con una exportación en 2018 de 52 millones de euros seguidas de las conservas de verdura o fruta y las de carne.

A nivel nacional la más perjudicada es la industria aceitera, cuya asociación (Asoliva) ya da por perdido el mercado estadounidense.

Esta subida de aranceles, ¿es un hecho aislado del gobierno americano?

Este capítulo de subida arancelaria es uno más dentro del carácter beligerante de la administración Trump: ha impuesto aranceles adicionales a Francia por la tasa digital que este país ha puesto a empresas digitales, entre ellas las americanas Google y Facebook, y estudia imponer medidas también sobre Austria, Italia y Turquía por el mismo motivo.

Está inmerso en una guerra comercial con China en su disputa por liderar el comercio internacional, con amenazas mutuas y escaladas arancelarias. En este caso, es especialmente grave para el resto del mundo, por cuanto se trata de los dos principales actores en el comercio internacional, que están comprometiendo la estabilidad de la economía mundial.

No obstante, en este caso, parece que la solución final será un acuerdo comercial entre ambos países, todavía, en estudio.

Habrá que esperar para encontrar un solución al conflicto entre la UE y Estados Unidos.

Ana Ballesteros

Responsable de Comercio Exterior Ventana Global – ICEX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *