ARTÍCULOS,  Riojadigital

LA BODEGA DEL TESORO, UNA JOYA VINÍCOLA EN PLENO CORAZÓN DE LA RIOJA ALTA

Remontarnos 140 años en La Rioja, es adentrarnos en la pura esencia de una tierra que basaba la actividad principal de múltiples familias riojanas en la elaboración, guarda y conservación de vinos en tinas, fudres u odres. Los métodos ancestrales difieren mucho de los utilizados en la actualidad, donde la maquinaria, las instalaciones y la tecnología aplicada constituye el motor de la industria más importante de la región. Y en esa parte de la historia, es donde juegan un papel transcendental los calados subterráneos, bodegas que se encuentran ampliamente repartidas toda Comunidad Autónoma, y que, a su vez, se han erigido en un importante atractivo del sector vinícola.

Hace tres años, en la localidad riojalteña de Cuzcurrita de Río Tirón, José Ramón Cámara y Yosune de Francisco, empresarios del sector del turismo del vino y apasionados de La Rioja, emprendieron un nuevo sueño, una nueva andadura profesional con la adquisición de una vieja bodega, que se ha convertido a posteriori y después de laboriosos trabajos de reformas, en lo que ahora conocemos como la Bodega del Tesoro. Un nombre acuñado con mucho acierto, porque, aunque en los inicios del proyecto su objetivo estaba casi y exclusivamente enfocado al enoturismo, con el paso de los días se dieron cuenta de la magia que se escondía tras sus paredes, percibieron que habían descubierto una enorme joya.

Sala parte superior de la Bodega del Tesoro

La bodega data del año 1881 y en el momento de su compra llevaba 30 años cerrada. Las mejoras y transformaciones duraron más de tres meses, tiempo suficiente y necesario para que sus nuevos propietarios fueran cambiando de forma de pensar, y observando el importante valor añadido que encerraba su proyecto. En primer lugar, estaban recuperando una parte esencial del patrimonio histórico cultural del mundo del vino, que, de no haber sido de otra forma, se hubiese perdido. En las distintas estancias de la Bodega del Tesoro, la mayor reforma se llevó a efecto en su calado, ubicado frente al edificio principal de la bodega, separados en superficie por la carretera que atraviesa la localidad. Aquí reforzaron la techumbre con arcos, para evitar que se produjeran posibles derrumbamientos dado el estado de progresivo deterioro que iba en aumento. Para la realización de estas obras, no quedó más remedio que sacar las 4 cubas grandes que albergaban en su interior.

Calado de la Bodega del Tesoro

Aquí reside la mayor esencia de este proyecto, el recuperar un espacio típico riojano para que las generaciones siguientes puedan conocer de primera mano cómo se elaboraba y almacenaba el vino por nuestros antepasados en aquellos años. Bajar las escaleras y llegar al fresco calado, es un ejercicio que consigue retrotraernos a las primitivas formas de elaboración en La Rioja.

En estas bodegas los vinos se elaboraban bajo la técnica de la maceración carbónica, método de vinificación muy típico desde tiempos remotos en la Rioja Alta y Rioja Alavesa, donde se obtienen vinos jóvenes con mucha riqueza aromática e intenso color morado. Estos vinos se vendían a posteriori a granel. Eran en su mayoría pequeñas bodegas familiares, que distaban mucho en recursos de las grandes elaboradoras riojanas. Con el transcurso de los años fueron cambiando sus procedimientos, adecuándose a los nuevos tiempos y comenzaron los procesos de envejecimiento en barricas de roble y posterior embotellado.

De izquierda a derecho, José Ramón Cámara y Yosune de Francisco, propietarios de la Bodega del Tesoro y José Antonio Rupérez Caño, presidente del Centro Riojano de Madrid

Hablar de la Bodega del Tesoro y del enoturismo es hablar de un concepto distinto al que se pueda realizar en una bodega clásica de Rioja. No elaboran directamente, pero sí compran uva para que enólogos de prestigio realicen la vinificación y elaboración de sus vinos, y tener así producciones exclusivas. De esta forma, una de sus referencias la elabora el enólogo y viticutor Carlos Sánchez, dando como resultado un magnifico vino blanco elaborado con uvas de la variedad viura procedentes de viñedos ubicados en Ábalos. Los vinos elegidos para estar presentes en La Bodega del Tesoro cuentan con sólidos argumentos para su elección. Así, en su visita se puede realizar la degustación directamente desde barrica de vinos con una cierta originalidad y diferenciación, como es el caso de un tinto correspondiente a la variedad Maturana tinta, elaborado por el enólogo Juan Carlos Sancha. Con ello pretenden dar a conocer los vinos elaborados con una variedad de uva minoritaria en Rioja, que gracias a pequeños viticultores que comenzaron su recuperación, han permitido mantener el patrimonio genético de esta vid existente hace cientos de años, consiguiendo así su preservación en el tiempo.

La bodega abrirá muy próximamente su vinoteca o wine bar, donde los visitantes podrán degustar una selección de vinos, no sólo los etiquetados bajo su marca, sino los elaborados por pequeños productores riojanos. Nos encontramos en una época difícil para el sector vinícola como consecuencia de la pandemia ocasionada por la covid-19, y aquí jugará un papel muy importante sirviendo como nuevo canal de distribución para los pequeños viticultores.

Calado de la Bodega del Tesoro

Otra de las particularidades que hacen singular a esta bodega, es el tener la oportunidad de poder degustar dos tipos de cerveza artesanas bajo la etiqueta de Bodega del Tesoro. Una de ellas está envejecida en roble y la otra, como no podría ser de otra manera para poder degustarse en un escenario con tanto encanto, está envejecida en roble y elaborada con vino.

Por lo tanto, visitar la Bodega del Tesoro es internarse en la historia vinícola de La Rioja, es inmiscuirse en un espacio que guarda múltiples secretos bajo su galería subterránea, y que, gracias a sus recientes dueños, ha sabido mantener parte del patrimonio de una región que respira pasión por el mundo del vino.

José Antonio Rupérez Caño
Presidente del Centro Riojano de Madrid
15 de noviembre de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *