ARTICULOS,  Riojadigital

“Crónicas Babilonias: La Torre de Babel”

By Roxa Ortiz

 

El pasado 8 de octubre, Joaquín Antuña presentó su último libro “Crónicas Babilonias: La Torre de Babel” en el Salón la Lengua del Centro Riojano de Madrid. En el acto, que fue presidido por José Antonio Rupérez Caño, presidente del Centro Riojano, tuve el placer de intervenir junto con Arturo Pérez Martínez, embajador de España. Una lectura imprescindible para entender la actualidad nacional e internacional de este último año.

 

Joaquín Antuña es presidente y fundador de Paz y Cooperación (1982), con estatus consultivo especial de Naciones Unidas desde 1.999. Hablar con él es, entre otras muchas cosas, sentir que aún existen hombres con pasión por sus ideas y por su dedicación. Siempre involucrado en proyectos solidarios, es autor de una veintena de libros, entre ellos “Crónicas babilonias” en el que recoge sus publicaciones diarias de Galicia Digital.

 

En su estilo combativo, directo y sarcástico, el autor nos sumerge así pues en un momento convulso de la historia de España y nos hace un retrato a modo de desnudo integral de la actualidad en clave de humor. El libro está marcado por la inestabilidad política, la movilización de la izquierda y la división de la derecha, las elecciones del 2019, por la crisis política catalana, por las reivindicaciones del movimiento feminista, por la nueva ecología y la inmigración.

¿Por qué “Crónicas babilonias”? Antuña me sugerió la leyenda de la Torre de Babel. Siempre se ha asociado la idea de Babel al desconcierto, el desorden o el desbarajuste. Babel es la denominación bíblica de Babilonia, una ciudad antigua perteneciente a la región de la Baja Mesopotamia. Esta localidad logró convertirse en una potencia, aunque con los años perdió importancia hasta ser abandonada. Hoy en día, sus ruinas se hallan en el territorio iraquí.

El libro de Joaquín Antuña es muy babilonio en ese sentido, relata entre otros temas que la investidura de Pedro Sánchez como presidente fracasó. Ganar las elecciones generales no es garantía de estar en Moncloa, y se consumaría así el primer intento fallido de formar gobierno socialista de la historia de la democracia española por parte de un candidato vencedor. En este momento está activada la cuenta atrás para las cuartas elecciones generales desde 2015.

Nabónido fue el último rey de Babilonia y Pedro I el Divino (ladino y egocéntrico) es el rey de las “Crónicas babilonias”. Si hay algo que hace una lectura interesante en los libros son los tan odiosos y, a la vez, fascinantes villanos o antagonistas. Precisamente, el último rey de Babilonia cayó víctima de una conjura y de la invasión del persa Ciro. ¿Será el “burgués de La Navata” (calculador, maquiavélico y ambicioso) quien haga lo propio con Pedro I?

Antuña realiza todos los días en sus crónicas un ejercicio de introspección y no deja títere con cabeza dentro del repaso que hace del panorama político, social y cultural. Tiene crónicas tronchantes y surrealistas, donde proliferan todo tipo de personajes, desde artistas, empresarios, periodistas, políticos, hasta la otra inquilina de la Moncloa (Turca, el perro del presidente del Gobierno), y otras que no lo son tanto porque son reflexiones serias.

En las leyes fundamentales de la estupidez humana, el historiador italiano Carlo María Cipolla se sirve de tres prototipos: los incautos, los malvados y los inteligentes. No quiero ser ni incauta, ni malvada, ni inteligente para desvelaros aquí sus nombres. Tampoco hay legislatura en la que no se hable de transfuguismo y de tránsfugas. Joaquín menciona en sus crónicas a algún que otro villano, en particular a uno que se fue al partido naranja.

El autor del libro ha logrado algo muy difícil, contar historias con un lenguaje propio. Alguien sabe ¿quién es el “Divino”? Y ¿las “majorettes del presidente”?, ¿qué misterioso país se esconde detrás de “Plurilandia”?, ¿quién es “Mary Poppins”, la superheroína en versión sin paraguas del Gobierno?  ¿Saldrías a cenar con el “burgués de La Navata” o te dejarías asesorar por la “ninfa Egeria” del Divino? Y, finalmente, ¿tendrías una reunión clandestina con el controvertido “iluminado de Blanes”?

Sus crónicas contribuyen también a describir el ocio, la cultura y espectáculos de Madrid, la ciudad que nunca duerme. Sin olvidarse, además, del nuevo gobierno municipal que pone fin al Madrid Central de Carmena o de la muerte del actor Arturo Fernández y con él su “Alta Seducción”. Madrid le dedicará una calle, porque como dicen los versos de Luís Quiñones de Benavente: “Desde la cuna a Madrid. Y desde Madrid al cielo”.

Y, por último, ¿qué sería la vida sin amor? El amor fluye a través del libro de Joaquín de diferentes formas: alegre, melancólico, pasional, siempre sorprendente. Nos habla de uno de los romances del año, el de Albert Rivera y Malú, pero también del amor metafórico entre la ex alcaldesa Carmena e Iñigo Errejón, pasando por el que se tienen Pedro (Sánchez) y Pablo (Iglesias), ninguno de los dos puede vivir sin el otro, y de la historia del propio autor con su musa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *