ANÁLISIS GENERAL DE LA TRILOGÍA

DOMUS es una trilogía de Ciencia Ficción enmarcada en el subgénero del ciberpunk actualizado y más concretamente en lo que hoy se conoce como la ópera VR. Historias donde los personajes quedan atrapados en mundos virtuales.

Su localización es una España “no distópica” en el siglo XXII, concretamente la trama comienza desarrollándose en un Madrid donde el progreso de la tecnología se junta con un colapso o cisma en el crecimiento sin preparación del ser humano y la entrada en escena de una generación de niños con altas dotaciones para la ingeniería: la generación kinet. Este Cisma Tecnológico es a la vez caldo de cultivo para una reinvención de la sociedad por parte de estos niños y un marco de disputa del talento laboral con la generación predecesora. El crecimiento humano eleva su exponente dando un Madrid futurista de ensueño, donde el lector, lejos de la típica distancia que toma con los mundos en las novelas de ciencia ficción, genera en su interior el deseo de darse un paseo por esa increíble ciudad evolucionada desde la mente del autor.

A pesar de todo, las tensiones humanas son limadas una vez al año a nivel global, dándose cita en la olimpiada de eSports y vrSports más importante del mundo: DOMUS.

DOMUS es una historia que unos guionistas redactan cuidadosamente, creando un mundo virtual de fantasía épica lleno de personajes, y en la que 8 elegidos son seleccionados para interpretar los roles de los 8 protagonistas de la misma en directo en el estadio de la isla Atlantis. Los ciudadanos acuden en masa a contemplar los 15 días que dura la historia desde cómodas butacas de realidad virtual, que les permiten vivirla intensamente.

La trilogía cuenta –en bloques de 5 en 5 días- los sucesos de la versión 30 de ese juego. El trigésimo aniversario de DOMUS, con el aliciente de que simultáneamente tanto en el mundo real como en el virtual (con escenarios imaginados desde un Egipto mágico, una ciudad del lejano oeste, y entornos medievales inspirados en La Rioja baja) se dan acontecimientos conectados entre sí: una venganza de dos hermanos, una inteligencia artificial fuera de control, androides…

Todo un menú de la mejor ciencia ficción contemporánea accesible a jóvenes y adultos.

Actualmente en el panorama literario internacional se encuentran referentes de este género en escritores de la talla de Ernest Cline con su obra ‘Ready Player One’. Sin embargo DOMUS bebe de referencias del lapso de épocas entre los 90 y las dos primeras décadas del XXI, actualizando el segmento de lectores que atrapa en una lectura sencilla y amigable tanto para el lector que se inicia en la Ciencia Ficción como para los curtidos especialistas en el género.

Una de las mayores particularidades con la que destaca DOMUS es que es una obra que ha logrado conectar a padres e hijos haciéndose entender más allá de jergas y memes, materia de la que Guillermo Pérez-Tomé como educador domina bien y ha sabido sacar partido.

Los jóvenes disfrutan del thriller de venganza de los personajes y el juego, mientras los adultos son atrapados por diversos debates filosóficos y morales que la tecnología está a punto –y en ocasiones ya lo hace- de exponernos a todos.

DOMUS: Luna esmeralda

Ruth, una hostelera huérfana y leyenda de los e-sports y vr-sports, ayuda a entrenar en el Santuario —su gimnasio y restaurante— a las promesas del barrio de La Cerillera para que puedan lograr un puesto en el acontecimiento deportivo más importante del siglo XXII. Domus. Cada año son seleccionados ocho candidatos que ocuparán los roles clásicos de una historia fantástica de rol que se juega en Realidad Virtual y se retransmite al mundo, desde el estadio de la isla Atlantis mediante televisión, streaming, redes sociales y diversos canales de comunicación. Guerrero, mago, explorador, luchador, invocador, tirador, ladrón y poeta entretendrán al público durante quince días, que es el plazo otorgado para ganar el juego. Sin embargo, las actividades de Ruth no se limitan únicamente a las disciplinas VR. Junto a su amigo de la infancia —Álex—, diseñan un androide capaz de ser controlado remotamente desde el sótano del local, con el que libran una guerra contra los responsables del incendio del orfanato donde se criaron y contra cualquier injusticia a su alcance. Sus caminos se cruzarán con los acontecimientos del trigésimo aniversario de Domus.

DOMUS: Luna citrino

¡Asedio! Tras finalizar las lunas esmeralda, el famoso estadio de la isla Atlantis ha sido tomado por una inteligencia artificial cuya única demanda es que los jugadores de Domus terminen el juego —sin importar el final al que se llegue—. Vigilados de cerca por un letal ejército de androides, los ocho elegidos se verán obligados a dar el espectáculo del siglo, poniendo en peligro sus vidas dentro de las tierras virtuales del Ojo de la Existencia. Sin oportunidades extra, sin red de seguridad, sin poder guardar la partida… La estrategia y la acción toman un papel esencial en el volumen central de esta ópera VR, donde la dificultad del juego RPG más seguido del planeta aumenta con el brillo de la luna citrino.

DOMUS: Luna rubí


“Os lo advertimos.” Punto de no retorno. Desde aquí nada volverá a ser igual. La Tierra se encuentra confusa tras los inexplicables sucesos que tuvieron lugar después de la liberación del estadio Atlantis. Los jugadores deben concluir las cinco últimas lunas rubí. Pero, ¿a qué precio? Una nueva amenaza se cierne sobre los dos mundos, tanto el real como el virtual. Algo que incluso escapa a la misma comprensión humana. El final de Domus -en modo experto de dificultad- ofrecerá a sus protagonistas los retos para alcanzar su máximo potencial y las mecánicas más peculiares jamás concebidas para un juego. Desafíos que les obligarán a tomar las decisiones más importantes de sus vidas y de la propia existencia humana. Aquí concluye esta trepidante trilogía sobre deportes electrónicos del futuro.