ARTÍCULOS,  Riojadigital

EN TORNO AL AMOR

Al Centro Riojano en Madrid, en la celebración del 120 aniversario de su fundación.

A su nido vuelve el pájaro,
el zorro, a su guarida,
el hombre, refugio busca
en el amor de su vida.

Cuando se sienta amado,
el hombre, osará probar
el agridulce sabor de amar
aun sin ser correspondido.

El tormento del amor
es congoja del corazón,
dolor físico de los sentidos,
roedor de un alma en pena.

Su tormento, dicen ser, pago
obligado para poder valorar
la grandeza del amor eterno
y atormentados, amamos.

Extraña situación impuesta
por ideas, creencias, ancestrales
costumbres, sociedades regidas
por un ficticio poder absoluto.

¿Para qué nos enseñaron a amar
quienes nunca entendieron,
y menos aún practicaron,
la vida del amor humano?

Dicen que el amor es
otra forma de egoísmo,
la ambición suprema
que nos mantiene vivos.

Celos desgarradores sentimos
de la felicidad radiante de quien
ama y alegre vive en medio
de un mundo de codicia tirana.

La experiencia nos enseña
que el amor no viene ni va,
ni crece ni decrece,
en nuestro ser, permanece.

Amor somos, la mujer, lo sabe,
y feliz lo vive junto al hombre
entero que, en su amor, supo
entregarle todo cuanto es y tiene.

El amor no ata, vida crea,
su vida vive en el proceso
de crear más vida, segura
fuente de felicidad humana.

Santiago Rupérez
Taipéi, 13-3-2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *