ARTÍCULOS,  Riojadigital

25 AÑOS DE FABULA

La historia de una ciudad la hace también su cultura, y la cultura aparte del patrimonio artístico que se puede atesorar a lo largo del tiempo, no es estática, la hacemos entre todos.

La revista literaria de la universidad de La Rioja: FABULA, es un claro exponente de ello.

Este 2021 iba a significar y digo iba porque una pandemia se ha cruzado en nuestras vidas, afectando a una de las condiciones medulares que deben darse en los encuentros culturales: el hecho de unirnos, de socializar.

La cultura ha sufrido y seguimos sufriendo los efectos colaterales de la pandemia.

En este 2021 Fábula cumplirá sus 25 años de existencia, 25 años en los que ha habido cambios, nuevos equipos, aires nuevos, pero siempre una misma persona que ha llevado la batuta: Carlos Villar Flor, su director. Excelente escritor y buen amigo.

Carlos Villar, director de Fábula
Bernardo Atxaga

A lo largo de este pasado y pésimo 2020, el equipo de Fábula no ha decaído y ha presentado sus dos números anuales de rigor.

Las dos ocasiones tuve la suerte de estar. Maravillosas y mágicas tardes.
Una de ellas por el lugar elegido, su simbolismo: San Millán de la Cogolla y por el padrino que se eligió para bautizar el nuevo número: Bernardo Atxaga

Una tarde cercana a las canículas de Santiago, mágica no solo por el marco si no también por el ambiente reflexivo, sincero y directo que Bernardo creó en su charla y por el momento que todos los que asistimos compartimos después alrededor de un rioja en la cuna del castellano. Tarde redonda

Fábula 36

El ultimo número se presentó en “la casa de todos”, el Ateneo Riojano, del que ya en un número anterior tuve el placer de hablarles.

La encargada en esta ocasión fue Alejandra G. Remón una artista multidisciplinar, autora de “Cuando nadie mira” y “A pesar de todo te pienso”, que supo romper estereotipos.

Influencer, fotógrafa, pintora…una vez más el equipo de Fábula demostró que lo de Renovarse o morir va con ellos.

Portada Fábula 41

He hablado hasta ahora del presente o de un pasado muy reciente de la revista a la que yo también tuve el orgullo en su día de pertenecer y de aportar lo que humildemente supe y pude.

Me enorgullece haber podido organizar la presentación de uno de los números de la revista en el Centro Riojano de Madrid, allí por al año 2015.

Pero la historia de Fábula se remonta al 1996 cuando Logroño vivía culturalmente una especie de “movida tardía” pero apasionante que ha perdurado entre los que fuimos y hoy estamos.

Y la historia dice así:

Miércoles 13 de Marzo de 1996, piso superior del Café La luna, absolutamente abarrotado,ocho de la tarde.

La masiva asistencia confirmaba las sospechas sobre el acuciante hambre de actividad literaria que había en Logroño, sin duda el terreno árido necesitaba un chaparrón vivificante de letras.

Pronuncio unas palabras que voy improvisando-nunca dominé este arte, pero no parece importar, el público asistente, acoge, brinda. Paulino lee con chispa un fragmento de Rayuela ,bajo el ojo atento de Javi y la sonrisa de Eneko. Espe saluda a sus muchos conocidos mientras Ricardo y Javier se mantienen en un segundo plano. Filólogos todos, o aspirantes a…son el primer consejo fundador de la revista.

Así empezó nuestra trayectoria.O quizá deberíamos retroceder unos meses atrás, a la primavera de 1995 y a las tertulias literarias donde participábamos algunos de los nombres arriba mencionados.

Los sábados por la tarde nos reuníamos en La Granja, el Bretón o la Luna para hablar de versos, de libros, a veces invitando a autores locales para que nos familiarizaran con su poesía. Como fruto del arete de compartir surgió el propósito de crear una revista que sirviera como vehículo comunicativo entre todos los que soñábamos con escribir, o mejor, escribíamos y soñábamos con que nos leyeran. Y así surgió Fábula. Un producto de ilusión mantenida a través de los años y transmitida a a lo largo de los años a los colaboradores que han tomado el testigo de la revista en sus etapas sucesivas.

Y es que una revista literaria que pervive veinte años está llamada a hacer historia. Entre los cientos de autores se encuentran nombres ilustres, que quizá entonces no lo eran tanto, nombres principiantes, nombres desconocidos,nombres sorprendentes, increíbles incluso…Queríamos que nuestras páginas no se ofrecieran en virtud de la afinidad, ese requisito tan querido dondequiera que existan los “círculos literarios”, y un mero vistazo a la historia de Fábula indica que lo hemos logrado. Tampoco se pretendía que fuera una revista meramente local,aunque por sus páginas hayan pasado la gran mayoría de autores riojanos. Fábula está dirigida a toda orbe hispanohablante, como atestiguan las frecuentes colaboraciones que nos llegan de ultramar.

También nos preciamos de los padrinos,escritores de reconocido prestigio que se han prestado a avalar los sucesivos alumbramientos fabulísticos: José María Merino, Lorenzo Silva, Bernardo Atxaga, Juan Manuel de Prada, Angela Valley…y así una larga lista.

Otros escritores de fama internacional han querido colaborar de forma indirecta dejándose querer y entrevistar, como es el caso del bestseller Noah Gordon, el Nobel José Saramago, o, ya,en España, José Hierro, Rosa Regás, Ana María Matute o Fernando Iwasaki.

Supongo que muchas publicaciones podrán jactarse de algo parecido con mayor o menor ingenuidad pero lo cierto es que hace años venimos acuñando la expresión “efecto Fábula”, para referirnos a ese influjo talismán que ejerce la revista sobre algunos de los colaboradores.

Este fenómeno-que nadie acaba de creer en serio-se expuso con más detalle en la editorial del número 11, y lo malo es que se sigue repitiendo: véase el premio Torrente Ballester de Andrés Barba o el Primavera 2006 de Fernando Schwartz, ambos colaboradores del número 16.

Dejemos que la historia siga, que sigan otros 25 años más. Bienvenido lector, bienvenida lectora.

Fernando Schwartz
María Tena
Fábula del confinamiento
Rosa Fernández Sáiz
Licenciada en Humanidades
Escritora y profesora de Creación y Crítica literaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *