ARTÍCULOS,  NOTICIAS,  Riojadigital

EL CENTRO RIOJANO DE MADRID SE VISTE DE LUTO: EN RECUERDO DE JAVIER RIAÑO Y JOAQUÍN ANTUÑA

El año 2020 pasará a los anales de la historia como uno de los más trágicos que la humanidad ha vivido, fruto de la pandemia a nivel global que está azotando a los diferentes países del mundo, ocasionada por un virus de una alta diseminación y letalidad como es el coronavirus tras su infección en humanos. En España, al igual que en Europa, el mes de Marzo fue cuando empezaron a multiplicarse los casos de infectados, a llenarse los hospitales de nuestro país y a fallecer conciudadanos de todas las edades. Y el Centro Riojano de Madrid, no ha quedado al margen de esta tragedia, muy a nuestro pesar. Hemos vivido con mucha intensidad los acontecimientos que este tercer mes del año nos han ido deparando, viendo como todos hemos tenido algún amigo o familiar que ha sido infectado por el virus, con desenlaces muy distintos.

Así, esta pandemia que aflige al mundo se ha llevado la vida de uno de nuestros socios más históricos, Javier Riaño Benito, que desde tiempos pretéritos ha dedicado con su esfuerzo y entrega a ocuparse por los intereses del Centro Riojano. Javier formó parte de las distintas juntas directivas, ahora llamada junta de gobierno, de los cinco últimos presidentes que ha tenido la entidad riojana, desde Benito Adán, pasando por la directiva de Eugenio Mazón, Crescencio López de Silanes, Pedro López Arriba y hasta llegar a la junta de José Antonio Rupérez Caño, donde ocupó el cargo de Adjunto a la presidencia.

Javier Riaño

Son muchos los momentos, los actos, las reuniones en las que Javier participó, queriendo destacar una de ellas, a la que todos los amantes y socios del Centro Riojano debemos agradecer enormemente el trabajo que él y los directivos coetáneos de la época llevaron a cabo con gran éxito, la adquisición en 1.984 de la actual sede del Centro Riojano, un bien para el disfrute no sólo de los riojanos en la capital, sino de la ciudadanía en general. Además de ésta, son muchas las decisiones de la vida y del rumbo de la entidad de las que Javier formó parte, una persona muy conocida por todos nosotros, siendo su asistencia casi diaria a los actos que desde el Centro Riojano se organizan: conferencias, catas de vinos, presentaciones de productos. Javier era además muy popular en toda La Rioja, donde sus visitas eran frecuentes como representante del Centro Riojano. Por todo ello, quiero agradecer mediante estas líneas la gran labor que realizó durante tantos años para la entidad y por nuestra tierra. Su recuerdo perdurará por siempre en nuestra memoria.

Tres días después, conocimos la fatídica noticia del fallecimiento de Joaquín Antuña León, presidente y fundador de la Fundación Paz y Cooperación vinculada a Naciones Unidas. Para todos los asiduos al Centro Riojano, Joaquín era uno de los fijos de la entidad, una de las personas más dinámicas en cuanto a la organización de actos se refiere. Audaz, mordaz, y con gran ironía escribía sus crónicas a diario en Galicia Digital, que las compartía con sus contactos a tempranas horas de la mañana.  La presentación de sus últimos 5 libros se llevó a efecto en Serrano 25, unas presentaciones que despertaban un gran interés entre sus seguidores, que hacían que el Salón La Lengua del Centro Riojano se llenara hasta la bandera. Tuve la oportunidad de participar en los preámbulos de dos de sus libros; realicé el prólogo de “Crónicas de la Nueva Caverna” y escribí la presentación de “Crónicas babilonias, La Torre de Babel”. Joaquín mantenía una alta consideración y estima al Centro Riojano, así lo manifestaba y de hecho, en las páginas interiores de su último libro, realizó la dedicatoria del mismo a nuestra entidad.

Joaquín Antuña

Con Joaquín y la Fundación Paz y Cooperación, a través de un acuerdo de colaboración con el Centro Riojano, pusimos en marcha los llamados Foros de Naciones Unidas, conferencias en las que un embajador acreditado en España imparte una ponencia versada sobre la situación interna de su país, su política exterior, las particularidades de las relaciones con los países de alrededor, y de esta forma acercar distintas realidades a nuestro público más fiel, permitiéndonos así disfrutar de una visión integral del mundo. Por todo ello, y la gran relación que nos unía, quiero tener estas líneas de dedicatoria para él, queriéndole recordar a través de unas palabras suyas que pronunciaba esbozando una pequeña sonrisa en cada uno de sus actos: “El Centro Riojano de Madrid es ese lugar donde se cata y se piensa”.

Javier Riaño en el extremo derecho en acto de San Millán 2019  
Joaquín a la izquierda en Foro de Naciones Unidas

Javier y Joaquín dejan así un importante vacío en el Centro Riojano de Madrid. Son tiempos en los que en el día a día la angustia, la incertidumbre y la inquietud se adueñan de nosotros, momentos de gran desolación en los que nos está tocando hacer frente a un enemigo común. Con el paso del tiempo iremos recobrando nuestra vida cotidiana, y con ello el disfrute de las relaciones sociales, algo que ansiamos todos nosotros. Mientras tanto, con este artículoquiero plasmar lo que estas dos personas han significado para nosotros y para el Centro Riojano, un recuerdo que se mantendrá eternamente en nuestras mentes y corazones por todo lo que nos han marcado. Javier, Joaquín, descansen en Paz.

José Antonio Rupérez Caño
Presidente del Centro Riojano de Madrid

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *