ARTÍCULOS,  Riojadigital

VINO ESTELAR

En loor de las bodegas riojanas.

El vino nace en la tierra
donde está plantada la cepa,
tierra arcillosa, calcárea,
arenosa, con o sin cantos rodados,
tierra fértil con nutrientes
o empobrecida, casi exhausta
por los años de su vetusta historia,
tierras en las riberas de ríos
o en las laderas de montes,
al socaire o azotadas por el viento,
tierras de carasoles fecundos,
en zonas altas o sombrías,
tierras que condicionan la uva
y al agricultor que las cuida.

La Rioja sabe de estrellas,
sus dinosaurios murieron
por una de ellas, su tierra aprendió
a conservar la energía de los astros,
las raíces de sus viñedos crecen
en terrenos estelares llenos con
la vida misma de galaxias sin cuento,
en condiciones sublimes, raíces
pivotantes junto con las rastreras,
extraen agua, sales o minerales,
preciado sustento de las vides riojanas.

Estrellas en uvas encarnadas,
con el milenario arte del enólogo,
su impecable técnica,
del seno de la tierra brota un caldo
envidia de los infinitos soles galácticos,
en el silencio y la paz de sus calados,
con los cariños del roble, sólo en la Rioja,
el jugo de las uvas llega a ser el vino
estelar de nuestro planeta Tierra.

Santiago Rupérez

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *