ARTÍCULOS,  NOTICIAS,  Riojadigital

11 de febrero de 2021. Presentación en el Centro Riojano de Madrid del libro Bangladesh y (de repente) España. Historias de dos países, de Arturo Pérez Martínez y Chaklader Mahboob-ul Alam. Editorial Nueva Estrella.

En medio de una pandemia, con sus restricciones y peligros, pocos actos me han resultado tan gratos como la presentación de la obra arriba citada. Conté para ello con un plantel de lujo en la mesa para acompañarme. Hizo uso de la palabra en primer lugar el Presidente del Centro Riojano, Don José Antonio Rupérez Caño que, además de ser un gran amigo, se encargó de abrir la sesión con toda solemnidad para, después, cedérsela a otro no menos gran amigo, Don Juan Ignacio Vecino, Director de Patrimonio Actual y miembro de CID-UNESCO, cuya colaboración me ha sido fundamental para redondear la parte dedicada en el libro a la Cultura del país objeto del estudio. Y en tercer lugar, no por ello con menor importancia, intervino otra gran amiga, la Directora de la Editorial Nueva Estrella de Madrid, Dª Lidia González Martín, que se ha ocupado con denuedo de la cuidada edición de la obra, reconocida por todo el mundo que la ha tenido en sus manos. Tan solo nos faltó la presencia del otro co-autor, Chaklader Alam, por recomendación médica, y que intenté suplir como pude.

De izquierda a derecha, D. Arturo Pérez Martínez, Embajador de España, D. José Antonio Rupérez Caño, presidente del Centro Riojano de Madrid y D. Juan Ignacio Vecino, director de la revista Patrimonio Actual

Pero es que, por si esto no hubiera sido suficiente, me arropó un nutrido y entusiasta público, en número poco habitual, según se me dijo, dadas las desfavorables circunstancias a que antes he aludido, que superó en cifra los pronósticos mas optimistas, teniendo que habilitarse una sala contigua para que se pudieran seguir las exposiciones. La proverbial hospitalidad del Centro atrae. Allí se cata y se piensa.

Las palabras tan amables de los referidos presentadores estuvieron a punto de dejarme a mi sin las mías, preso de la emoción por consideración tan favorable y positiva, ante lo que tuve que sobreponerme y llevar a cabo mi intervención.

Intentaré hacer un resumen. En primer lugar me referí a cómo surgió la idea de publicar el libro. Era fácil adivinar que en casa encontrara un ambiente de lo más favorable. Mi mujer, que había vivido en primera persona la experiencia de abrir Embajada en  Bangladesh junto a mí, me animó desde el primer momento. Sería el primer libro sobre Bangladesh de esa clase que se publicara en España. Por otra parte, la Jefa del Área de Publicaciones de nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores también lo hizo ofreciéndose a ayudarme, si bien tuve que declinar la amable oferta por no ajustarse a mi modo de ver el contenido de la obra a lo que venía siendo habitual en el Departamento, mucho más inclinado a trabajos más académicos y formales. Por último, un compañero en concreto me recordó la obligación moral que teníamos de compartir nuestras experiencias en países cuanto mas lejanos y exóticos mejor, no solo para satisfacción de todos, sino también para informar y enseñar con modestia a deshacer eventuales tópicos.

Al verme ante tamaña empresa, no es que me considerara incapaz, porque la experiencia de Bangladesh era todavía reciente, pero decidí asociarme con un bangladeshí largo tiempo residente en España, también gran amigo, pero destacado economista y escritor,  Chaklader Alam, que aceptó encantado. Ya estaban sentadas unas bases más sólidas para trabajar con menos dudas.

Nos dividimos los temas y nos dimos cuenta de que el momento no podía ser más apropiado para la aparición del libro porque en 2020 se cumplía el centenario del nacimiento del padre de la patria, Jeque Mujibur Rahman, padre, además, de la actual Primera Ministra. También pensamos que hacía falta un prólogo de postín, así que me puse en contacto con uno de los bangladeshíes más preclaros, el Profesor Muhammad Yunus, inventor de los micro-créditos, lo que le ha valido el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia en 1998 y el Premio Nobel de la Paz en 2006. Gran amante de España y amigo de los dos autores, tampoco vaciló en aceptar. Rápidamente dispusimos de su texto en el que hace mención, como no podía ser menos, de la buena voluntad que ha sembrado en nuestras relaciones S. M. la Reina Dª Sofía, buena conocedora de ese país.

Los contactos con Nueva Estrella fructificaron y pronto embarcamos a Lidia, su Directora, en nuestra nave para completar la obra y poder realizar nuestro sueño.

El libro – expliqué – presenta dos partes principales. Una general de tipo introductorio para poner en situación al lector y otra que da cuenta de cómo se abrió (de repente, para mi) la Embajada de España en Dhaka, las relaciones diplomáticas entre nuestros países, por otra parte excelentes, y las vicisitudes que me correspondió vivir durante los tres años y cuatro meses de mi estancia, las personalidades y personajes que conocí y un largo et caetera en el que no puedo entrar aquí. Al final abundo en el tema de la Cultura que me pareció de suficiente entidad como para hacerlo y el lector comprobará que existen algunas repeticiones y saltos en el tiempo, pero introducidos de forma intencionada para añadir valor al hilo del relato. En todo caso, la obra constituye una invitación a profundizar en los temas que más interesen.

Como sé que el lector español es un ávido viajero le animo a que se informe con la bibliografía que se pone a su disposición y se aventure en tan desconocido país para nosotros en la seguridad de que encontrará gran contenido y no le defraudará. A mí me encantó, al igual que a tantas personas con las que he hablado del tema.

Arturo Pérez Martínez
Embajador de España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *