ARTÍCULOS,  Riojadigital

LOGROÑO…3,2,1 ACCIÓN!

No es ni ha sido Logroño precisamente escenario habitual para el cine. Los logroñeses no nos hemos topado con demasiadas estrellas ni de tv ni de la gran pantalla en nuestro día a día.

Sí es cierto, que allá por los 50, el director de cine Bardem revolucionó la ciudad con su decisión de rodar “Calle Mayor” en la ciudad.

Calle Mayor

No habrá logroñés que fuera testigo aquellos años del rodaje ni los que llegamos después que no reconozca ese paseo porticado por donde se mueve la ciudad de Logroño.

Me refiero a Portales.

Pese a no hacer alusión durante la película a la ciudad, cierto es que salvo un personaje que nombra a una prima de Logroño, las escenas hacen hincapié en que podía ser una ciudad de provincias cualquiera.

Posiblemente una meditada decisión del director para no estigmatizar y poner el foco en el tema central: la burla despiadada hacia una mujer.

Calle Mayor comenzó su rodaje en Palencia pero por motivos políticos, Bardém fue a la cárcel durante 15 días, incluso se dice que Charles Chaplin intercedió para que fuera puesto en libertad.

Una vez liberado, Bardém no quiso volver a rodar a Palencia y el resto se hizo en Logroño, Cuenca y Madrid.

No fueron solo motivos políticos los problemas a los que Bardém se enfrentó. Censura aparte. La película era una coproducción con Francia. El festival de Venecia quiso que fuera pero España se negó, así que fue Francia quien la llevó como ”La Gran Rue”.

Acabó ganando el premio de la crítica FIPRESCI, una mención para Betsy Blair y se quedó a muy poco de ganar un león de oro, que acabó desierto pues la mayoría de votos que obtuvo no fue suficiente, pero se llevó numerosos premios en otros festivales y en Bruselas fue elegida como una de las 50 mejores películas de la historia

Bardem además de dirigirla, escribió su guión basado muy libremente en La señorita de Trevélez, de Carlos Arniches que ya había sido llevada al cine.

Betsy Blair, como dato informativo, esposa de Gene Kelly, conoció a Bardem en Estados Unidos cuando ambos se disponían a recoger un premio por “Muerte de un ciclista” y “Marty” respectivamente. Allí, Bardem le propuso protagonizar “Calle Mayor”.

Vemos en ella a un joven Manuel Alexandre y a la actriz rusa, protagonista secundaria de “Zorba El Griego”, Lila Kedroba, también ganadora de un oscar por esta película.

La pareja protagonista en Portales

El argumento de Calle Mayor es el de una cuadrilla de chicos que inmersos en la monótona vida de una ciudad de provincias, se dedican a gastar bromas. Uno de ellos, Juan, le hace creer a una “mocita”, así se le decía por aquel entonces, que se había enamorado de ella.

Una “mocita” que apenas superaba los 36 años. Ella se enamora como una adolescente, la relación va a más y Juan cada vez ve que su despiadado y cruel plan, tienen difícil salida.

Todo el mundo les conoce, pasean por Portales, ese lugar emblemático de la ciudad que durante la película se significa como la “pasarela” por donde María exhibe su amor hacia Juan y él en cierto modo su arrepentimiento y vergüenza.

Sobrevuela incluso la idea de una boda.

-¿Y si todo fuera un engaño?, pregunta él.

-Se caería la luna, si no me quisieras, sentencia ella.

Un final que evidentemente no desvelaré para todos aquellos lectores que no la hayan visto todavía. Un final bien llevado, un hilo conductor coherente durante toda la película, el reflejo de la sociedad de entonces y quizá también de la de ahora.

El MODERNO como bar de alterne

La burla despiadada y la cosificación de la mujer, dejando patente que su papel no podía ser otro que el de llegar al matrimonio y a una determinada edad. El ambiente al que se ven sometidos es asfixiante, incluso para los dos protagonistas por parte de aquella sociedad.

Bardem llegó incluso a plantearse, se dice, una segunda parte de “Calle Mayor”. No fue así.

Quizá porque pensó que segundas partes nunca son buenas y más si la primera es una obra maestra del cine de nuestro país.

Oro Fino

Posteriormente, llegaron a nuestra tierra las cámaras de otros directores de películas o series televisivas que siempre tuvieron como estrella principal nuestro producto autóctono por excelencia: el vino

Se rodaron películas como “Oro Fino”, donde Marcos Eguizábal, su productor, llegó a aparecer en el reparto.

Series como “Gran Reserva” con el magnífico Emilio Gutiérrez Caba rodada en escenarios de Briones u otras series más actuales y “ligeras” con nuestro querido Pepe Viyuela como protagonista.

Si las recuerdan o si pueden y desean volver a interesarse por alguna de las citadas, observarán que son un escaparate turístico de nuestra tierra.

Calle Mayor no lo buscaba, evidentemente. Muestra poco, diciendo mucho:

Una ciudad cualquiera, unos amigos cualquiera y una solterona cualquiera , solo que, en este caso, la ciudad para nosotros no es cualquiera, es nuestro LOGROÑO.

Olmos y Robles con Ezcaray al fondo
Gran Reserva
Rosa Fernández Sáiz
Licenciada en Humanidades
Escritora y profesora de Creación y Crítica literaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *