ARTÍCULOS,  ENTREVISTAS,  Riojadigital

Entrevista con el Coordinador General de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas D. Jesús Mora Cayetano

D. Jesús Mora Cayetano es el Coordinador General de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (CECRV), la cual es una asociación sin ánimo de lucro, con sede en Madrid y de ámbito nacional que representa a las denominaciones de origen de vino y que trabaja para gestionar, proteger y promover los intereses colectivos de las denominaciones de origen, así como para reforzar y seguir impulsando la diversidad y el prestigio de estas figuras de calidad.

D. Jesús Mora Cayetano presentó en el pasado mes de mayo a la CECRV en nuestro Centro Riojano de Madrid, en una conferencia que fue seguida con indudable interés y atención por los presentes.

Jesús Mora Cayetano

Hemos considerado conveniente aprovechar la amplia difusión que tiene nuestra Revista RiojaDigital para realizar una entrevista al Sr. Mora Cayetano en la que ofrezca información, desde distintos puntos de vista, sobre la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas.

Vamos con ello:

¿Cuáles fueron los motivos que impulsaron la creación de la Conferencia Española de Consejos Reguladores?

El fundamental fue el convencimiento de que las denominaciones de origen, juntas, son mucho más que la mera suma de todas ellas. Porque comparten inquietudes y problemas comunes y pueden encontrar soluciones también compartidas. Porque suman anhelos y ganas de progresar en aspectos que les atañen a todos. Y porque ganan capacidad de interlocución frente a administraciones de ámbitos territoriales más amplios que los de su propia zona: a nivel nacional, a nivel europeo…

¿Cuáles son sus principales funciones?

Siempre hablo de una doble labor de protección/defensa y de promoción/comunicación. Esencialmente, se trata de intercambiar información y posición con las administraciones públicas y con otras entidades, públicas o privadas, que puedan tener relación, directa o indirecta, con el mundo del vino, para que las necesidades y los intereses de las denominaciones de origen sean tenidas en cuenta en la elaboración de las políticas públicas o de las iniciativas económicas, sociales y culturales que les puedan afectar.

Ello lleva a la doble labor que mencionaba: por un lado, detectar, dar forma y proteger los intereses comunes de todas ellas. Y por otro, que el concepto Denominación de Origen sea debidamente entendido, considerado y también protegido, tanto por los poderes públicos, como por los operadores del propio sector y, por supuesto, por los consumidores.

¿Cuantas Denominaciones de Origen integran actualmente la Conferencia?

Actualmente, hay 53 denominaciones de origen dentro de CECRV, de las 70 que hay en nuestro país.

¿Cómo se organiza internamente la CECRV y como se toman las decisiones?

El modelo de organización es asambleario. CECRV cuenta con dos órganos de gobierno:

– la Asamblea General, que es el máximo órgano de gobierno, que integran todos los consejos reguladores (que son a su vez los órganos de gobierno de las denominaciones de origen) de las 53 DD.OO. que forman parte de CECRV y se encarga de orientar la acción de la Conferencia y de adoptar las decisiones que afectan a su funcionamiento y organización.

– la Junta Directiva, que el órgano de representación de CECRV, que gestiona y representa sus intereses y eleva propuestas a la Asamblea General en todos los ámbitos de acción de la organización. La Junta está integrada por 12 consejos reguladores, electos por un mandato de 4 años. Además, CECRV cuenta con un presidente y un secretario general, que son elegidos por todas las DD.OO. de CECRV, de entre los miembros de la Junta Directiva, por ese mismo periodo de tiempo.

¿Qué papel juega en la CECRV el Consejo Regulador de la DOCa Rioja?

El Consejo Regulador de la D.O. Ca. Rioja ostenta la Vicepresidencia primera de la organización. Además, está muy involucrado en el funcionamiento de la Conferencia y realiza un aporte fundamental en términos de experiencia, conocimientos, liderazgo y capacidad de arrastre a la hora de avanzar. Su proyección internacional y presencia en múltiples mercados internacionales también revierte positivamente en el refuerzo del concepto de Denominación de Origen, a nivel europeo y a nivel nacional. Puedo decir que su compromiso con CECRV es muy sólido y esto es enormemente positivo para la organización y para todas las denominaciones de origen que forman parte de ella.

¿Como cree que perciben los consumidores el papel de las denominaciones de origen de vinos?

Se percibe como una garantía adicional, de origen y de calidad. Pero en CECRV trabajamos porque el consumidor perciba también otras dimensiones del concepto, más transversales, como la implicación con el territorio o su aporte en términos de sostenibilidad. Sin duda, uno de los principales retos de las denominaciones de origen y también de nuestra organización, como colectivo de DD.OO., es que el consumidor perciba que una D.O. es mucho más que un sello de garantía: un colectivo de productores y empresas de una zona, que se dota de una serie de normas de producción y elaboración con el objetivo de que quienes se dedican a ello puedan hacerlo con una remuneración digna, generando recursos que revierten en la zona, que permitan fijar y atraer población, porque ofrecen oportunidades profesionales, y porque lo hacen, a la vez, cuidando y protegiendo el entorno natural.

¿En su papel de interlocución con las distintas Administraciones, que temas preocupan actualmente de forma prioritaria a la Conferencia?

La sostenibilidad es precisamente un ámbito central de nuestra acción como organización en este momento. No como preocupación, sino como eje de trabajo para que, tanto los consumidores, cuando compran una botella de vino con D.O., como las Administraciones, cuando hablamos del concepto D.O., tengan claro el aporte de una denominación de origen a la sostenibilidad económica, social y medioambiental de las zonas rurales. Y también para que las DD.OO., a su vez, traduzcan lo mucho que hacen por ello (y que a menudo ni siquiera en el seno de las DDOO es identificado como tal) en compromisos y acciones que puedan ser identificadas por los consumidores y por las administraciones públicos como aportaciones al territorio, a sus gentes y a su cultura y al cuidado del entorno natural.

Tenemos claro que la sostenibilidad no es una moda pasajera ni una herramienta de marketing, sino una demanda consolidada, lógica y creciente de consumidores y mercados internacionales y casi diría que un posicionamiento para entidades como las DDOO o para sus empresas adscritas, una especie de forma de estar en el mundo.

¿Cuáles son las relaciones y sinergias que desarrolla la CECRV en el plano nacional e internacional con otros actores del sector vitivinícola?

Somos muy conscientes de que las principales decisiones que afectan al sector hoy se toman en Bruselas, en el seno de las instituciones europeas, por ello dedicamos buena parte de nuestros recursos económicos y humanos a nuestra interlocución con las instituciones de la Unión Europea, a través de nuestra integración en EFOW, la European Federation of Origin Wines, de la que formamos parte junto a las organizaciones representativas de las denominaciones de origen del resto de grandes países productores de vino de la UE (junto a España, Francia, Italia y Portugal).

Asimismo, mantenemos y profundizamos también en nuestras relaciones con otras organizaciones sectoriales y multisectoriales del mundo del vino y de la gastronomía, del turismo, con las denominaciones de origen del resto de productos agroalimentarios… A menudo, los problemas que nos aquejan como sector vitivinícola van más allá del propio mundo del vino y eso requiere colaboración y cooperación con otras organizaciones colectivas cuyos representados se sienten o pueden sentirse interpelados por la realidad en el mismo sentido que tu propia organización.

En aspectos como el descenso del consumo del vino, la despoblación, el cambio climático…, ¿qué posición tiene la CECRV?

Enlazando con lo que indicaba en la respuesta anterior, CECRV tiene muy claro que hay problemas, tendencias y dinámicas generales de la sociedad y de la realidad a todos los niveles que no son ajenas para las denominaciones de origen y que nos afectan, nos implican y nos convocan también como organización, en tanto en cuanto formamos parte de esa sociedad y de su sistema socioeconómico. Por ello, procuramos insistir mucho en la transversalidad de las DDOO. No solo para que el concepto D.O. sea concebido externamente, en un sentido amplio, como mucho más que un sello de garantía, sino también para que lo sea internamente, es decir, para que las propias DDOO que forman parte de CECRV se planteen la acción de la organización no solo en problemas específicos de nuestro sector, sino también en otros como la lucha contra el cambio climático, las estrategias para frenar la despoblación del mundo rural o la identificación y comprensión de los hábitos y del comportamiento de los consumidores.

CECRV es una organización humilde, pero con miras amplias y de luces largas, que no solo mira al corto plazo ni al ámbito sectorial concreto que le atañe, sino también a ámbitos mucho más amplios a nivel económico, social y cultural y más allá del futuro próximo.

¿Quiere añadir algo sobre otros temas que nos pudiéramos haber dejado en el tintero y que sean de interés para la CECRV?

Apelando a esa transversalidad, a juicio de nuestra organización, se va a producir desde el próximo mes de julio un hecho que va a ser histórico y que va a tener una enorme dimensión para nuestra economía: la ejecución de los fondos de recuperación Next Generation UE. Para CECRV, que representa a más del 80% de las denominaciones de origen vitivinícolas españolas, asociados que integran a casi 4.000 bodegas adscritas, resulta de gran importancia que esas miles de empresas elaboradoras y comercializadoras de vino con D.O. conozcan de primera mano las claves del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y la ejecución de estos fondos. Y por ello, el 2 de julio, vamos a organizar un seminario web para informar a denominaciones de origen y bodegas de qué van a consistir los fondos, a quién van dirigidos y cómo y cuándo se van a ejecutar.

Y es que, tanto las bodegas como, en general, poderes públicos y organizaciones y empresas de todos los sectores económicos somos (debemos ser) conscientes de que estamos en un momento de encrucijada histórica y de que la gestión y aplicación de estos fondos de recuperación van a hacer que el futuro de la economía española y de la sociedad de nuestro país vaya a cambiar de una forma o de otra. Todos somos conscientes de que nos estamos jugando la modernización y transformación de nuestro país y las bases de nuestro futuro a corto y medio plazo a nivel económico. Y por ello, entendemos que hay que prestarle mucha atención a esto en todos los ámbitos económicos y en todas las esferas de la sociedad. Y nuestro sector, el sector del vino y el del vino con D.O. en concreto, no es una excepción.

Lo mínimo que podemos hacer desde la organización que representa a las denominaciones de origen de vino es informar bien a las propias DDOO y a sus operadores sobre estos fondos de recuperación, tarea que comenzará con el evento online pero que continuará de manera recurrente y estable en los próximos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *